Porqué calentar con nuestro perro antes de hacer deporte

el

En la actualidad, los deportes caninos están en  etapa de transición de manera  positiva y deportivamente hablando en lo que a la prevención de lesiones se refiere.  Sin tener que remontarnos mucho tiempo atrás, aun recordamos cuando otros agilitistas veían a nuestros perros del club con un abrigo puesto  y nos decían “¡que simpáticos! Mira lo que les ponen para que no pasen frío”. No solo quedaba ahí si no que,  cuando les explicábamos que el perro tiene que calentar y no perder  frío antes de la competición nos miraban con cara de ” ¿pero que me están contando? si sólo perros”.

Hoy en día, y después de ser conscientes de  que el perro tiene músculos, ligamentos, tendones y demás al igual que nosotros,  se va comprendiendo que es importante que cojan la temperatura óptima para evitar roturas,  distensiones, fatiga temprana,  como nos puede pasar a cualquiera de nosotros que haga deporte.

Foot And  Paw

 ¿Porque hay que calentar?

Antes de la competición, que es donde más exigencia va a tener el aparato músculo esquelético,  hay que preparar al cuerpo para  afrontar esos giros, impactos y carreras  que exija la prueba, para que no se “rompan”  durante la actividad y evitar la fatiga temprana. Al calentar, lo primero que obtendremos será el aumento de pulsaciones por minuto y un mayor riego sanguíneo. Esto provocará el consumo de líquidos del organismo de nuestro perro y tendrá  demanda de beber agua.

Al beber agua pasarán dos cosas:

Primero,  al hacer ejercicio y no estar bien hidratado provoca que la sangre esté más espesa,  con lo cual al corazón de nuestro compañero le cuesta más bombear  sangre y como consecuencia llega menos oxígeno a sus músculos. A si que nuestro perro  deberá beber  para que la sangre sea más líquida y todos los músculos  estén  más oxigenados y preparados para emplear toda su potencia.

Segundo, al beber lo normal es que les entren ganas de miccionar. Aquí es cuando se cierra el ciclo de hidratación y  la sangre que usarán para la actividad será de mayor calidad para la demanda que tendrá en breves momentos para hacer Agility, Discdog, Flyball…

dog-drinking-out-of-water-bowl

Comentada la parte con la que se “alimentan” los músculos de nuestros perros (la sangre), seguiremos  con los ligamentos y tendones.  Son éstos los que soportan las tensiones y distensiones de los músculos, además de giros, caídas, torceduras o el peso en sí  en determinados momentos. Para que estos no se lesionen,  tienen que tener una temperatura óptima para evitar problemas. Al calentar y  ganar temperatura obtendremos una mayor flexibilidad para la tensión que se le ejercerá durante la competición.  El momento adecuado para empezar a aumentar la exigencia de los ejercicios físicos es cuando la temperatura corporal asciende un grado.

 

Que evitar en el calentamiento

1) Calentar con pelota

2) Calentar con pelota

3)…

4)…

5) Recordar que NO se estira antes de la prueba. Lo que  podemos hacer  es una “presentación” del movimiento antes de competir. Hay que estirar siempre después.

 

¿Cómo calentar?

Aunque este tema da para otro artículo que subiremos en breve, comentaros que no es nada del otro mundo. Es más coger la rutina de calentar y hacerlo aunque estemos empapados con frío o calor, que el calentamiento en sí. De momento os recordamos que con 10 minutos de trote y presentaciones musculares,  más ejercicios específicos de la modalidad que hagáis será suficiente.

Quitada la parte física llega la mental. Hay que recordar que nosotros sabemos que estamos entrenando, compitiendo, luchando por un gran campeonato o el objetivo de la temporada, pero ellos no. Ellos simplemente van hacer lo que les hemos enseñado, con lo cual les tenemos que “enchufar” , motivarlo y que empiece a estar con ganas de salir a pista a pasarlo bien (que eso si lo saben). Nos dará calma a nosotros mismos ver que todo empieza a encajar en esos instantes previos a que nos den la salida en una carrera de canicross,  nos nombren para salir a pista para empezar a deleitar al público con el disco o para el cronómetro antes que cualquier agilitista.

bigstock-Dog-And-Owner-Walking-92918486-675x320

Para cerrar el artículo os dejo esta reflexión…

¿Quién no espera en invierno a que el coche se caliente un poco para empezar andar?  Si lo hacemos con los coches, simples máquinas que no sienten,  por qué no lo hacemos con los perros…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s